Comprar con la cabeza: el nuevo Consumador

El título de este post es el mismo que lleva un excelente artículo recién publicado en la revista Argentina MU, de lavaca.org. En él se cuenta la experiencia de grupos de consumo – distribuición – producción con características muy alineadas con las de nuestra cooperativa.

Con el cambio del uso de la palabra consumidor por consumador, el artículo explica que:

“Tiene que ver con pensar otros modos de entender el consumo; no como un acto aislado e individual sino como un acto social y político, que tiene una implicancia: ‘yo con este dinero que gané trabajando elijo este modelo de producción y no este otro”

y más abajo continua con otro aspecto importante:

“Este nuevo consumidor también merece llamarse consumador porque, literalmente, consuma: lleva hasta el final ese circuito. Lo concluye, pero para que vuelva a empezar. Sabe que su compra sostiene a la red en el tiempo y en la intención. Es su socio vital, el motor y el final de toda la cadena. Su compra la financia. Su no-compra la desarma. Controla así la ética y la eficiencia de todo el sistema.

Por otra parte, el artículo destaca la articulación de redes solidarias como estrategia principal en la sostenibilidad de economias cooperativas, que ayuden a sortear problemas muy bien conocidos también por nosotros, como el de los precios de los productos:

“Ahí parece estar el desafío actual: “A veces tiene un precio que, comparativamente a un producto de supermercado, es mayor, pero es justo, en la medida en que no con lleva relaciones de explotación, ni laborales ni hacia el ambiente. Y por otro lado, es un precio justo para el consumidor que, en muchos casos, no tiene que pagar la cadena de intermediarios”. La posibilidad de vender más barato que en la economía comercial se imposibilita por una cuestión de escala: lo territorial y lo pequeño hacen al poder de esta economía, y a la vez la limitan.”

Demás decir entonces que den una buena leida a esta potente revista en el siguiente link:

El periódico de lavaca / agosto 2014 / año 8 / número 79